Seleccionar página

¡Hola!

Hoy te traigo otro “relato-pregunta” : ¿Dónde está el éxito?. Supongo que a estas alturas ya sabrás que el éxito lo mide cada uno según lo que desea conseguir, pero, mientras no llegaste a esa conclusión ¿por qué caminos te has dejado llevar? ¿Crees que el éxito está en la perfección, en los resultados, en tu imagen, en lo que los demás piensan de ti? seguro queme vas a responde un rotundo NO, pero ¿ está segura que no te exiges demasiado?.

Puedes creer que todo lo que haces lo haces por ti y seguramente muchas veces sea así. La realidad es que, queramos o no, estamos marcados por muchos factores; interpretamos lo que vemos desde pequeños, recibimos los mensajes a nuestra manera de la etapa escolar, los amigos, el entorno..Todo esto nos llena nuestro disco duro de información que creemos nuestra, pensamos que nosotros manejamos los hilos y no siempre es así.

En este relato se describe a una mujer fuerte, poderosa; cree haber tomado las riendas de su vida, y , a lo mejor, no es del todo cierto.

Dura por fuera cansada por dentro

Ella,que así se llama nuestra protagonista de hoy, era una mujer guapa, lista e inteligente. Enseguida notó que éstas y otras muchas calificaciones eran las que recibía por parte de su entorno. Comprobó que allá donde iba, su belleza e inteligencia no pasaban desapercibidas. Su carta de presentación estaba hecha, era una mujer preparada para brillar.

No pudo evitar quedarse enganchada a su propio encanto, es una sensación bastante agradable que, allá donde vayas, sepas que eres el centro de atención. Ella, agradecida, siempre mostraba su mejor sonrisa, convirtiéndose no solo en una bella mujer, sino además, en una mujer simpática, educada y agradable.

Asumió con alegría su rol, de hecho no se podía sentir mejor.  Pensó que si había nacido con todas esas facultades, no debía a dejar escapar la oportunidad de brillar. Enganchada a su propia imagen, decidió que quería más. No estaba dispuesta a perder su trono, haría lo que fuera por recibir más aplausos. Los de su gente más cercana ya los tenía, pero quería más y mas.

Tras tantos halagos y elogios, alguien le propuso aprovechar su belleza, inteligencia y simpatía para saltar a la fama. Modelo, actriz, cantante..lo que fuera; el camino para ella estaba hecho. Tras la primera sesión de fotos, vino el éxito. Ella se había convertido en modelo y actriz, sus ansias de seguir cosechando elogios le hicieron llevar su perfeccionismo hasta el extremo. Las marcas de ropa exigían de ella una imagen impecable de la mañana a la noche, su día a día era fotografiado, siempre con una sonrisa, siempre perfecta. Nunca salía de casa sin su maquillaje, su bolso, su peinado. Su coche siempre limpio. Vivía entre fotografías, cámaras, portadas de revista. televisión, radio, cine…

No solamente tenía fama de ser una mujer bella por fuera, sino que su imagen representaba las medidas perfectas de una mujer actual: trabajadora, responsable, guapa, siempre a la moda, perfecionista, siempre dispuesta. Pero hasta en los cuentos de hadas suceden improvistos; la vida reparte trozos del pastel para todo el mundo.

Ella había conseguido formar una bonita familia, no se podía pedir más; éxito profesional y éxito en el amor, Todo esto hizo que sus contratos de moda aumentaran todavía más, había conseguido representar todo lo que una mujer de su edad quería llegar a ser. No tardó en llegar un incidente desagradable a su flamante vida familiar, el destino es caprichoso para todos los mortales, incluso para las estrellas del rock. Su bonita familia se rompió, esa pareja perfecta se esfumó, y ella no podía permitirse una sola lágrima.

Ella quedó advertida:

” Sonríe Ella, las mujeres fuertes no lloran, las mujeres perfectas no necesitan nada. Levántate con tu mejor sonrisa y sigue llenando de fotos tu perfecto álbum, ese que todos quieren ver en ti día a día. Eres una inspiración para otras mujeres, sonría, no llores”.

Ella pasó de ser una estrella del rock a convertirse en una mujer dura por fuera y cansada por dentro. Demasiados años siendo admirada por los demás, demasiado tiempo cosechando una imagen que gustara a todo el mundo, demasiadas miradas clavadas en ella. Se había convertido en un ejemplo para las demás, su excesiva responsabilidad y perfeccionismo le impedían dar un paso hacia atrás; sus creencias estaban instaladas en ella desde el primer momento que alguien, un día cualquiera de su niñez, le hizo caso por su belleza y simpatía

Ella se había creído el personaje, en su pequeña cabecita siempre pensó que debía actuar como aquello que le habían dicho que era: perfecta. Asumió el papel del primer personaje que tuvo que interpretar, y así vivió durante mucho tiempo, pensando que ella, era una estrella del rock para ser admirada. Ningún paso en falso, ningún imperdible mal puesto, ningún pelo fuera de su lugar; siempre esclava de su imagen Ella seguía siendo una  persona dura por fuera pero cansada por dentro.

Baila, ríe, canta

No quiero dejar a Ella así, con esa imagen de mujer triste y perfeccionista, así que vamos a imaginar que Ella encontró a alguien, que le invitó a bailar y que le recordó, que no tiene que ser perfecta, tiene que ser verdadera. Ese alguien le enseñó que una persona no es lo que le dicen de ella, es lo que de verdad sale de ella cuando baila, ríe y canta. Ella dejó de preocuparse tanto por su peinado, su rostro y su ropa, nunca dejó de  ser presumida y fue inevitable que siguiera queriendo guardar ese halo de perfección, pero a partir de entonces, empezó a bailar, a reir y a cantar cuando nadie la miraba.

                                                                             Fin

Después de leer este relato, ¿crees que cabe la posibilidad de que tú o alguien que conozcas, se haya creído su propio personaje?  ¿Es tan increíble pensar que, en el fondo, somos un poco de la realidad que hemos visto de ahí fuera, de lo que hemos interpretado y escuchado acerca del mundo o de nosotros mismos? ¿ qué hay de verdad en nuestro papel como persona o personaje? ¿somos realmente lo que aparentamos?

Como siempre me encantará leer vuestros comentarios. ya sabes que me puedes encontrar en Ivoox y itunes con el nombre: Café a media tarde en cualquiera de las dos plataformas.Me despido de ti deseando como siempre que pases una estupenda semana.Si quieres ir directamente a ver el podcast, haz clik aquí

Un abrazo

susana

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies